info@ludusports.com

+34 669 564 077

Los valores en el fútbol

Los valores en el fútbol

Sin categoría - 01/14/2018 - 0 Comments - by

¡Hola! Soy Roberto Andecochea, el “Soccer Scouter” en LUDUS Sports, y actualmente también estudiante de Economía en la Universidad de Cantabria en Santander. Desde pequeño mi vida ha estado ligada al deporte en general y al fútbol en especial, ya que es el que más he practicado. En los medios de comunicación muchas veces solemos ver la cara del futbol que no nos gusta a los que lo hemos practicado, como episodios violentos, peleas entre ultras rivales…

Aunque hoy a mí me gustaría hablaros de que ha sido este deporte para mí y de cómo me ha ayudado no solo a mejorar mi capacidad física, sino a “empaparme” de unas actitudes, comportamientos, y valores que me parecen fundamentales para el futuro y desarrollo de cualquier niño o niña. Además, la importancia de poder practicar un deporte que ofrece la gran oportunidad de ser becado para poder estudiar la carrera en una universidad de Estados Unidos.

En mi caso, comencé a practicar el fútbol a la edad de 7 años, un poco más tarde que el resto de mis amigos y compañeros en el colegio, ya que anteriormente había estado practicando natación. Sin embargo, las ganas de practicar un deporte de equipo y poder hacerlo con mis amigos hizo que me decantase por el fútbol.

Desde el primer momento aprendí de la mano de mis primeros entrenadores, lo que iba a ser algo fundamental: el trabajo en equipo. Me enseñaron a que en el campo tenía que colocarme en función del resto de compañero y que, si un compañero perdía la posición, yo debía cubrirle hasta que pudiese recuperarla. También a confiar en que mi compañero hará lo mismo por mí cuando yo esté en esa situación. A encajar las frustraciones, y a aceptar que la vida nos depara muchas decepciones, grandes o pequeñas. Igual que un partido de fútbol, te enseña a perder, porque antes o después, pierdes. Y, además, te obliga a seguir las reglas. Tienes unos límites, igual que los que te ponen en el colegio los profesores o tu padres en casa.

Fueron pasando las categorías y empezamos a dejar de ser niños, en este transcurso tuve la gran suerte de trabajar con un entrenador que me enseñó a respetar a los demás, empezando por saber cómo dirigirme al árbitro y acabando por mis compañeros y rivales, sabiendo qué lenguaje utilizar en situaciones que no son favorables.

Al llegar a los 16 años y entrar en la categoría de juveniles, mi equipo consiguió el ascenso a la categoría de Liga Nacional (2º categoría más importante del futbol base Nacional). Esta etapa coincidió con mi peor condición física, y fue el momento en el que me di cuenta de una de las aptitudes más necesarias tanto para el deporte como la vida: el esfuerzo, y su importancia para lograr objetivos, eliminando el miedo a fracasar. Tú no puedes controlar si vas a triunfar o fracasar, pero puedes centrarte en el esfuerzo y lograr evadirte de ese miedo.

Y finalmente aprendí a disfrutar cuando estoy en el campo y aprendí a disfrutar esforzándome en aquello que me gusta.

Actualmente tengo 21 años y puedo decir que llevo estos valores en mi vida diaria y, aunque no siempre tenga todo a favor, me ha ayudado a seguir mejorando como futbolista, estudiante y como persona. Sin lugar a dudas, por todos los valores mencionados, animaría a todos los padres a que inscribiesen a su hijo en un deporte de equipo.

¡Un saludo!

Roberto Andecochea Sáiz

0 comments

Leave a comment

Want to express your opinion?
Leave a reply!